martes, 5 de junio de 2007

¿Tienen lo que querían?

Ante el anuncio del fin de la tregua de ETA, cabe preguntarse si rompen porque no se les ha dado lo que pedían o si rompen precisamente porque tienen lo que querían.

Escribí este comentario el 21 de julio de 2006:

Yo creo que el objetivo de ETA es renovar poltronas (y financiación) en los ayuntamientos. Se controla mucho desde las alcaldías. E intuyo que ZP se lo permitirá a cambio de un futuro e hipotético pacto en el parlamento vasco que dé el poder al PSE. Esto es lo que pienso que se está cocinando por detrás.


Desde luego no me las voy a dar de experto analista político, pero parece claro que uno de los objetivos de ETA es conseguir financiación. Y la presencia que ha conseguido en los ayuntamientos les otorga esa financiación.

Su objetivo último (gobernar una Euskadi independiente) no lo van a conseguir vía negociación. Así que han sacado lo que han podido y lo que les ha dejado el Gobierno ZP, y ahora una vez reforzados vuelven a sus barbaries habituales.

Quizá sea una visión simplista de un tema altamente complejo. Como dicen los americanos "my two cents".

4 comentarios:

Vincenzo dijo...

Si tú no te las vas a dar de analista político, yo mucho menos, pero estoy en desacuerdo contigo. No creo que el PSE haya calculado la jugada para poder gobernar el parlamento vasco en coalición, de echo a nivel nacional esto les va a pasar una seria factura. Yo creo que se ha actuado desde la responsabilidad y tratando de ser justos. La ilegalización de un partido político es un tema muy serio (tu que eres tan conspiranoico estarás de acuerdo) y es una decisión que ha de ser tomada con todas las garantías.
¿Seré demasiado bien pensado?

pululante dijo...

Coincido en que dada la situación actual no cabe pensar lo del acuerdo con el PSE para el parlamento vasco. No obstante, para ser justos, preferí poner todo mi comentario con su acierto y su error.

Aunque podemos tener un anticipo en Navarra...

El tema de la ilegalización es peliagudo. En principio todo el mundo debería tener derecho a formar partido político (salvo si tienes condenas judiciales), pero a la vez la ilegalización se reveló como una buena arma contra ETA. En mi opinión, los derechos fundamentales deben prevalecer sobre este tipo de tretas, ya que algún día se pueden usar para otros fines. Pero el hecho de que estén matándote con tu propio dinero es duro de asumir. En cualquier caso, sed lex dura lex, y hay que aplicarla o derogarla.

Pontifex dijo...

El tema de la ilegalización de partidos efectivamente es muy serio. Pero en caso de la ley de partidos es de escándalo. La ley de partidos se elaboró para prohibir a un partido en concreto.

Es interesante el informe que en su momento elaboró Francisco J. Bastida:

http://constitucion.rediris.es/principal/Miscelanea/informebastida.html

Como también comento este autor en otro artículo, si esta ley tuviera efecto retroactiva habría que ilegalizar al PP por no condenar el franquismo y al PSOE por homenajear a terroristas condenados (Vera y Barrionuevo).

Por otra parte estoy en desacuerdo con esa idea de que los votos de ANV son votos de ETA, que ETA en su comunicado se hay pretendido apropiar de ellos no quiere decir que sea cierto.

No Pasarán dijo...

Tenía un comentario que fue engordando hasta quedar enorme y que al final dejo en mi blog... No quería monopolizar la conversación.