sábado, 13 de septiembre de 2008

Me voy a hacer Amish

Sí, de los famosos Amish de la película Único Testigo que despreciaban el uso de la tecnología moderna.

Mi GPS se quedó sin batería y ahora al encenderlo no pasa de la pantalla de arranque. Eso después de pasarse un par de semanas reiniciándose cuando le daba la gana.

A mi móvil de vez en cuando se le queda la pantalla en blanco. Da igual apagar y encender. Curiosamente sólo pasa en vertical, ya que abierto siempre funciona. Debe ser algún fallo hardware. Claro que cuando te llama alguien y no puedes ver quién es porque la pantalla está blanca, o tienes que encenderlo tres veces para que funcione, pues ni put@ gracia. Por si fuera poco, los botones del teclado frontal también funcionan cuando les da la gana. O sea, pocas veces. Esto sí que parece cosa del Windows Mobile 5.

El coche siempre tuvo sus pijaditas electrónicas. Además de la luz del airbag que está falsamente encendida, de la manilla de la tapa de la guantera rota o del aire acondicionado que pierde algo de agua, últimamente la luz de stop se enciende al pegar fuertes acelerones.

El portátil del curro... creo que el ábaco que deben de utilizar los amish es más rápido. Aunque éste ya se sabe por qué es: lleva Windows y no se ha reinstalado en 2 años...

De verdad. Se me están hinchando las pelotas con la tecnología. ¿Tan difícil es hacer cosas que funcionen?


Referencias:
- Sobre los Amish, muy simpático este vídeo de la canción parodia de Weird Al Yankovic: Amish Paradise.
- Buscando la foto de la HTC TyTN, he visto esta novedad: la HTC Touch Pro. Se me acaban de poner los dientes largos... :-)

5 comentarios:

lavigi dijo...

No desesperes, amigo Pululante. Resiste. Porque recuerda: ¡tendrás que dejarte la barba y jamás podrás volver a usar una cremallera si das ese paso! :)

pululante dijo...

Jeje, claro que resisto. Me gusta el mundillo tecnológico, aunque ya no me gusta gastar el tiempo trasteando como antes. Ahora quiero que las cosas funcionen a la primera.

lavigi dijo...

Te entiendo perfectamente. Por eso ya me cuesta mucho programar... ¡considero intolerables las horas perdidas buscando dónde está el Wally sintáctico que hace que la ·"$%$$·$%&/& cosa no compile! :)

Lo que más me preocupa es que este síntoma lo encuentro en mis padres, ya mayores: ¡con la edad se hacen impacientes!

pululante dijo...

Jejeje, sí que debe ser la edad. Aunque prefiero pensar que:
1) las cosas tecnológicas se han complicado tanto que hay que gastar mucho más tiempo que antes para entender como funcionan sus tripas
y 2) tenemos otras prioridades a las que dedicar nuestro tiempo. !Las 24 horas del día no dan para nada¡

Saludos.

Paloma Ctrl dijo...

Me uno a tu propuesta. ME DA IGUAL ESTAR HECHA UN ADEFESIO CON LA COFIA/GORRITO.
[Estoy hasta el moño de tantos aparatejos]